pirineo aragones

El pirineo aragonés

El Pirineo Aragonés abarca desde los Valles Occidentales que limitan con Navarra hasta la zona de La Ribagorza y sus elevadas cumbres, lindando con Cataluña. Está compuesto por un total de 188 picos, con una altitud superior a los 3.000 metros, por lo que es considerado para muchos como la base de la Alta Montaña en España.

VALLES Y BOSQUES VIRGENES

En esta zona del pirineo, donde sobreviven los últimos osos pardos, es un espacio abierto de grandes montañas, ibones, ríos bravos, barrancos, valles y bosques de espectacular belleza. Son varios los valles que componen el Pirineo Aragonés:

  • Valle de Broto, situado en el corazón del Pirineo, en la zona del Sobrarde.
  • Valle de Gistaín o Gisau, está situado junto al cauce del río Cinqueta.
  • Valle de Pineta, es un glaciar situado en el pirineo de Huesca y abarca desde Monte Perdido hasta Bielsa.
  • Valles Occidentales, forman parte de la frontera aragonesa con Francia y Navarra, lugar preferido para vivir del oso pardo.
  • Valle de Benasque, está ubicado en las cumbres más altas de los Pirineos; Aneto, Posests y Perdiguero.
  • Valle del Isábena, ubicado entre sierras, que tienen como principal referencia el macizo de El Turbón.
  • Valle del Aragón, se encuentra en la histórica ciudad de Jaca, y posee tres pasos fronterizos a Francia.
  • Valle de Hecho, de gran belleza natural, tiene el privilegio de ser aparte de una de las zonas más hermosas del Pirineo, es una de las mejor conservadas, contando con paraísos naturales en estado puramente virgen.
  • Valle de Tena, se comunica con Francia a través del Portalet d’Aneu, compuesto por montañas superiores a los 3000 metros de altitud, como El Garmo Negro, Los Picos del Infierno o El Balaitus, cuenta además con las estaciones de esquí de Aramón-Formigal y Aramón-Panticosa.

AGUAS DE PANTICOSA

 En el Valle de Tena, se encuentra la antigua embotelladora de “Aguas de Panticosa”, sin actividad en la actualidad. Cuenta entre sus instalaciones con un Balneario, actualmente modernizado, y conocido desde la época de los romanos, su primera documentación consta del año 1286, y su primera construcción data de 1694, donde su principal atractivo eran sus aguas termales.

También se halla ubicado en este rincón del Pirineo Aragonés, el refugio para montañeros; “Casa de Piedra”, una antigua construcción, básicamente de piedra y madera, que sirve de referencia a montañeros y deportistas, donde se encuentra situado el inicio de las diferentes rutas de ascensión a los muchos tres miles ubicados en la zona.