centro de adiciones madrid

5 beneficios de un centro de adicciones en Madrid

Ser adicto a algo o a alguien, supone perder la libertad de uno mismo, pasando a depender de los efectos de determinadas sustancias o permanecer en un estado de total apego hacia alguien. Todas las adicciones son malas compañeras, ya que nos anulan la fuerza de voluntad o estabilidad mental necesaria para no tener que depender de su consumo, viéndonos obligados una y otra vez a recurrir a ellas.

Un tratamiento psicológico suficientemente bueno

La rehabilitación, tanto de drogas como de vicios mayores y nocivos para la salud, como son el tabaco o el alcohol, depende básicamente de un tratamiento psicológico lo suficientemente bueno y efectivo, como para anular por completo estos hábitos de mal comportamiento con nuestra salud, tanto física como mental. Un centro de adicciones en Madrid, nos proporcionará el tratamiento adecuado y que mejor se adapte al tipo de adicción por la que nos veamos afectados.

Convencer al subconsciente

Un tratamiento psicológico de estas características, principalmente, intentará encontrar la causa por el que, en un momento determinado de nuestras vidas caímos en una adicción en concreto. Una vez encontrado ese motivo, este se desgranará en partes para intentar encontrar el estimulante adecuado dentro de nosotros mismos, para que esa adicción pierda fuerza y finalmente tratar de convencer al subconsciente de que no queremos seguir siendo adictos. Los beneficios que nos puede aportar un centro de adicciones en Madrid, también irá ligado al interés que mostremos una vez iniciado el tratamiento o terapia que nos puedan recomendar.

A continuación, detallamos 5 beneficios que nos puede aportar un centro de estas características:

  1. La desintoxicación total de cualquier adicción.
  2. Atención permanente ante posibles recaídas.
  3. Ayuda psicológica para evitar problemas mentales o físicos durante el período de abstinencia.
  4. Terapia tanto a nivel individual como terapia en grupo.
  5. Programas personalizados para cada paciente, atendiendo al problema individual de cada uno.